Técnicas para comunicar un paquete de beneficios sólido en 2021
29 de junio de 2021
parallax background

4 pasos para construir un lugar de trabajo más inclusivo

Debido a la globalización y a los diversos procesos que se han visto drásticamente acelerados por la pandemia del Coronavirus, las empresas han tenido que adaptarse cada vez más a las nuevas necesidades de los colaboradores, y por ende, adquirido nuevas formas de trabajo aún más versátiles que, probablemente hace unos años atrás, no habrían sido consideradas por diversos factores.

Por lo anterior, es que generar espacios de trabajo inclusivos en las empresas hoy es clave, ya que trae consigo diversas ventajas tanto para la organización como para sus propios trabajadores, especialmente en tiempos de incertidumbre, donde los lazos de confianza y empatía se convierten en un aspecto esencial para promover el éxito y la productividad.

¿Qué es la inclusividad laboral?



Es normal que se generen confusiones entre los términos diversidad e inclusión laboral. La diversidad ocurre cuando una organización cuenta con una fuerza laboral variada, que refleja la sociedad existente en términos de diferencias raciales, étnicas, de género, o cualquier otra característica que destaque positivamente a cada miembro de la organización.

Por otro lado, la inclusión laboral se relaciona directamente con el término “diversidad”, ya que refleja un entorno de trabajo en el que cada persona es tratada de manera justa y respetuosa, es valorada y tiene el mismo acceso a oportunidades y recursos que el resto del equipo, y sobre todo, que puedan contribuir enormemente al éxito de la organización.

En una entrevista de Forbes, la estratega de inclusión y diversidad Shirley Engelmeier, define la inclusión como “un llamado a la acción dentro de la fuerza laboral que significa involucrar activamente las ideas, conocimientos, perspectivas, enfoques y estilos de cada empleado para maximizar el éxito empresarial”. Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo, por lo que es importante sentirse valorado, aceptado y apoyado.

Una fuerza laboral diversa y por sobre todo, inclusiva, tiene varios aspectos positivos. Primero que todo, promueve la representación de una muestra justa de la sociedad, lo que es esencial para crear y mantener un lugar de trabajo seguro, productivo y grato para todos los miembros del equipo. Además, incrementa la productividad y permite a los colaboradores generar instancias de enseñanza y aprendizaje activo entre sus pares.

No obstante, en la actualidad, todavía existen casos de grupos de mujeres, personas mayores, trabajadores poco cualificados e incluso jóvenes, que siguen siendo poco valorados en sus lugares de trabajo, o peor aún, continúan desempleados. Por lo anterior, es que surge la necesidad cada vez mayor de que los empleadores sean más flexibles y empáticos en términos de oportunidades laborales con estos grupos de trabajadores excluidos para que puedan participar y beneficiarse del impulso del crecimiento económico del país.

Las ventajas de construir un espacio de trabajo inclusivo



Otorgar igualdad de oportunidades en las empresas de todos los rubros y tamaños, es una necesidad que los dueños de negocios deben comenzar a adoptar para convertirse en organizaciones atractivas para nuevos talentos, como también, más competitivas en términos de los nuevos valores relacionados a la sostenibilidad empresarial.

Ser una empresa inclusiva en 2021, trae consigo varias ventajas, tanto para la organización como para el talento humano, entre las que destacan:

Creatividad e innovación: las empresas que promueven la inclusión, tienen la ventaja de contar con una fuerza laboral diversa, lo que se traduce en nuevos talentos y diferentes puntos de vista para la resolución de conflictos, por lo que la organización tendrá más y mejores oportunidades de crecimiento debido a los diferentes enfoques para alcanzar los objetivos de forma innovadora y creativa.

Nuevas oportunidades y mejores talentos: una empresa inclusiva cree que las posibilidades de mejora son infinitas, ya que no es prejuiciosa y se centra en las habilidades en lugar de los estereotipos. Una organización que no discrimina, atrae nuevos talentos y explota las habilidades de grupos de personas con ideas disruptivas que una empresa con modelo de negocio tradicional jamás hubiera imaginado que podrían existir.
Mayor compromiso y retención del talento: los grupos de personas que se sienten incluidos en una empresa, tienen niveles más altos de lealtad y entusiasmo, especialmente cuando sienten que el compromiso es real. Si una empresa refleja con hechos que es efectivamente inclusiva, como por ejemplo, con programas de beneficios corporativos, el nivel de satisfacción y lealtad de parte de los colaboradores hacia la empresa será aún mayor.

Este último punto es crucial para las empresas que están iniciando su camino hacia la inclusión laboral, ya que uno de los principales motivadores para contar con equipos talentosos y más comprometidos, son las compensaciones y los beneficios corporativos. Sin embargo, es un aspecto que no todas las empresas tienen en cuenta.

En este sentido, una encuesta sobre tendencias en beneficios de Willis Towers Watson, señaló que los beneficios sociales son importantes para reforzar el compromiso de los colaboradores, existiendo una relación directa entre efectividad y rendimiento financiero, donde las organizaciones con los programas de bienestar más efectivos presentan un mejor rendimiento económico. No obstante, una de cada tres empresas manifiesta que no es capaz de establecer una estrategia de beneficios efectiva.

En la misma línea, un informe de Oxford Economics, indicó que, aunque las compensaciones tienen mucho peso en la satisfacción laboral, sólo el 39% de los ejecutivos afirma que su empresa ofrece programas de beneficios para colaboradores.

4 maneras de crear un lugar de trabajo inclusivo



Para que las organizaciones crezcan, sean competitivas y prosperen, es clave que evalúen las mejores prácticas para dar el salto a la inclusividad laboral. Revisa a continuación 4 formas de convertir un lugar de trabajo tradicional en uno inclusivo y disruptivo.

Educar a los líderes: lo primero y más importante, es que el departamento de Recursos Humanos o Gestión de Personas genere instancias de capacitación y aprendizaje a los líderes de cada área con el objetivo de educarlos acerca de la importancia de ser una empresa inclusiva, para que, llegado el momento, puedan transmitir el mensaje correctamente a sus colaboradores, generando instancias valiosas de conversación con el equipo.

Actualizar los valores de la organización: si bien la misión y visión de una empresa son aspectos que por lo general se mantienen estables en el tiempo, en un periodo de incertidumbre como el actual, donde los cambios están a la orden del día, realizar un ajuste en la redacción de los valores de la empresa, se convertiría en un plus para transmitir el mensaje de inclusión laboral que generaría un cambio positivo en la imagen y reputación de la misma.
Liderazgo inclusivo llevado a la acción: una vez los líderes de cada área logren transmitir el mensaje de la inclusión a sus colaboradores, llega el momento de generar un ambiente de equipo en el que cada persona se pueda expresar, ser escuchada y sentirse bienvenida, ya sea de forma presencial o remota.

En este sentido, los líderes deben aceptar la opinión de cada miembro del equipo, fomentando la colaboración entre un personal diverso, permitiendo hacer todas las preguntas necesarias y facilitando los argumentos constructivos, dar retroalimentación y actuar según las necesidades y sugerencias de cada colaborador. Una buena práctica para llevar a cabo esta comunicación de forma fluida, es realizando sesiones personalizadas de coaching de forma periódica entre líder y colaborador.

Proporcionar programas de beneficios: una situación que no podemos negar, es que la pandemia del Coronavirus ha generado cambios significativos en la forma en que las empresas están operando. Por lo mismo, para promover la inclusión laboral, una ventaja competitiva es adquirir soluciones tecnológicas que faciliten instancias para que los colaboradores puedan acceder a diversos programas de beneficios corporativos.

En este sentido, contratar una plataforma de Beneficios para Trabajadores que opere en la nube ayudará a integrar todas las soluciones relacionadas a beneficios e incentivos en un solo lugar, permitiendo a las empresas generar lazos sólidos con sus colaboradores de acuerdo a las necesidades de cada persona y organización.

En definitiva, los líderes de empresas de todos los rubros y tamaños deben entender la importancia de crear fuerzas de trabajo diversas e inclusivas, tanto de forma presencial como en entornos de trabajo remoto, ya que es y seguirá siendo la modalidad de trabajo donde más fácil será contratar talentos calificados gracias al término de la brecha geográfica.




¿Te gustó nuestro artículo?

Escríbenos aquí para saber más sobre nuestra plataforma de beneficios



    SOLICITA UNA DEMO